Tipos de Sierras

¿Qué significa serrar? Tipos de Sierras Manuales y Eléctricas

Serrar no es más que la acción de cortar o dividir un objeto con la ayuda de una sierra, serrucho o segueta. Hay distintos tipos de sierras.

Estas herramientas están compuestas por dos piezas principales que son el mango y la hoja de corte, cuchilla o disco que poseen una especie de dentado afilado, el cual puede cortar diferentes tipos de materiales dependiendo el número de dientes y la separación de estos, para cortes rápidos y bastos, los de dentado grueso funcionan bien en la madera y para cortes lentos y limpios, los de dentado fino, ideales para cortes en metal y plásticos.

Las hojas normalmente se fabrican en algún tipo de metal duro y resistente, como el acero inoxidable que le otorga mayor durabilidad, de hecho, actualmente se fabrican hojas de corte con dientes con punta de carbono que los hace mucho más resistentes.

Tipos de sierras

En el caso de la madera, mientras más dientes posea la hoja, el corte será mucho más fino y el acabado será mucho más prolijo y limpio, por el contrario, cuando el número de dientes es menor, los cortes son mucho más bruscos.

Para cortar metal, cuando se trata de metales blandos con el cobre o el aluminio lo que se recomienda es usar una hoja de sierra con dientes más grandes y separados, el resto de las hojas suelen ser para metales más duros como el hierro o el acero.

En plásticos, también se pueden usar las hojas que son para cortar metal, que son de dientes finos y pequeños, ya que no romperán el material al momento de realizar los cortes. También se pueden conseguir hojas de sierra que son específicas para materiales plásticos como el PVC.

También se encuentran las hojas que son para cortar cerámica, éstas hojas suelen ser más lisas, es decir, no poseen un dentado, sino que más bien son formadas por partículas de carburo de tungsteno creando una superficie rugosa que consigue realizar el corte mediante la abrasión.

Es importante saber que cuando estamos serrando siempre habrá una cara con corte perfecto y otra con un corte no tan perfecto y esto es porque casi todas las sierras cortan en un solo sentido.

La cara buena es donde el diente ataca y la mala es por donde sale el diente, ya que el material se rompe cuando esta sale. Para resolver esto, puedes poner una cinta de carrocero o precinto en la línea de corte de la cara mala, esto te ayudará a mejorar la calidad del corte ya que impide que la cinta destroce el borde.

Las sierras pueden ser manuales o eléctricas.

Serruchos de madera

Este tipo de serrucho se utiliza para hacer cortes rectos, con él es posible serrar maderas de distintos tamaños y grosores. Esta constituido principalmente por una hoja de sierra fabricada en metal resistente, larga, flexible y con dentado afilado y un mango en forma de “D” hecho de madera o plástico engomado.

A pesar de que la hoja es flexible también es lo suficientemente rígida como para evitar que se doble mientas se está cortando la madera. El número de dientes y el tamaño de éstos puede variar.

Existen serruchos que son específicamente para cortar troncos, madera maciza o tableros manufacturados, para estos últimos el dentado de la sierra es un poco más fino para que el corte sea mucho más limpio y prolijo.

Serrucho de punta o aguja

El serrucho de punta o aguja se distingue porque su hoja es más estrecha y funciona perfectamente para cortes que sean curvos y rectos o para hacer cortes interiores. Esto significa que, si buscas hacer un corte interior en un tablero, el serrucho de punta o aguja sería la herramienta ideal.

Este serrucho cumple una función muy parecida al de una sierra caladora, ya que con él es posible lograr cortes exactos y se pueden trabajar materiales que sean fino o delicados como la madera contrachapada o drvwall. Además, su mango tiene forma de pistos y se adapta a hojas de entre 8 y 10 DPP (dientes por pulgada).

Sierras de costilla

Estos serruchos son utilizados para hacer cortes con mucha más precisión. Son un poco más reducidos en tamaño que los serruchos de tipo universal y también su hoja es un poco más delgada y cuentan con una longitud de unos 250 o 350 mm y el número de dientes por pulgadas (DPP) está entre 13 y 15 y al igual que el serrucho de tipo universal.

Las sierras de costilla también cuentan con un mango en forma de “D” y en algunos casos el mango tiene forma de pomo alargado.

Como este tipo de sierra debe cortar por empuje, la hoja de ésta debe estar reforzada para evitar que se doble mientras se está cortando, por esta razón en el lomo del serrucho se coloca una pieza de refuerzo de latón al que se le denomina “Costilla”.

Este refuerzo no sólo ayuda a sostener la hoja, sino que también añade un poco de peso a la hoja, gracias a esto, es posible mantener la hoja en tensión y lograr cortes finos y prolijos, pero poco profundos.

También puede usarse para ingletar listones, barras, rodapiés y molduras con la ayuda de una caja de ingletar.

Sierra de marquetería o segueta

También conocida como sierra de arco, está conformada por una hoja de corte muy fina a la que se le denomina “pelo” el cual es sostenido por un mango tipo pomo alargado, que lo mantiene tenso. El tamaño del arco puede variar en formas y profundidades. Los pelos de la sierra pueden ser con dientes helicoidales o planos.

Los que son planos son usados para hacer cortes rectos y los pelos helicoidales se utilizan para los cortes que sean curvos. Los pelos que son más gruesos generalmente se usan para cortes de menor precisión o más ordinarios, caso contrario de los finos que se utilizan para cortes más limpios y precisos. 

El número de dientes de los pelos planos tiene que ver con la precisión ya que mientras más dientes posea, el corte es mucho más preciso.

Por otro lado, debido a la estrechez de la hoja, está no se puede afilar por lo que debe cambiarse cada vez que pierda el filo o se rompa. Estas sierras son ideales para cortes complicados en tablas estrechas y contrachapadas.

Sierra de metal

Este tipo de sierras están diseñadas especialmente para cortar metal. Su hoja se caracteriza por poseer muchos dientes finos, los cuales son ideales y permiten cortar perfectamente el metal y otros materiales como el plástico.

Su empuñadura es parecida a los serruchos de tipo universal en forma de “D” o pomo alargado de plástico engomado.

Con esta sierra podrás hacer cortes en distintos metales y otros materiales como tubos de cobre, varillas de hierro. Tubos metálicos, rejas, tornillos, tuberías de plástico y PVC, entre otros.

Sierra de chapear

La sierra de chapear es una sierra que cuenta con una pequeña hoja hecha de acero y que tiene doble filo curvo, con dientes sin triscar, esta hoja de corte está sujeta a un mango simple de madera tipo pomo a través de un asa curva parecido al de las espátulas, pero con un ángulo ligero que facilita su uso.

Esta sierra es usada normalmente para cortar chapas finas de madera con pocos milímetros de grosor, con la ayuda de una regla metálica. En pocas palabras, la sierra de chapear es a la madera lo que la cuchilla de corte o bisturí es al papel.

Tipos de sierras eléctricas

Sierras de calar o Caladora

Las sierras caladoras, conocidas también como sierras de vaivén, son usadas para llevar a cabo cortes rectos y curvos. Son de movimientos alternativos, lo que quiere decir que la hoja de corte se mueve en la misma dirección, pero en sentidos opuestos.

Es uno de los tipos de sierra más usadas debido a su versatilidad. Su hoja es estrecha y permite hacer cajeados en madera y cortes curvos sin mucho esfuerzo. Si lo que se quieres es hacer un corte curvo, debe usarse la hoja de corte adecuada, para ello hay hojas más estrechas que han sido diseñadas especialmente para cortes curvos.

Muchas de estas sierras de calar eléctricas cuentan con funciones, como soplado de aire y luz láser incorporada, funciones que mantienen libre de residuos el espacio y que optimizan la visión mientras se realizan los cortes.

Estas sierras no solo funcionan para cortar madera, sino que también se pueden cortar diferentes tipos de materiales como metal o plástico, para ello se recomienda usar la hoja de corte adecuada en función del material que se quiera cortar.

Una ventaja que tiene este tipo de sierra es que es de las más económicas y accesibles del mercado.

Sierras circulares

Este tipo de sierra es ideal para hacer cortes rectos en tableros de melanina, fibras prensadas como MDF, OSB, contrachapado, entre otras.

Las sierras circulares son llamadas así debido a que su hoja de corte es circular similar a un CD y no permite hacer cortes curvos en madera, su base es ancha y plana lo que permite que el material que se esté cortando pueda ajustarse son problemas.

La profundidad de corte puede ajustarse en la mayoría de los modelos y son ideales para hace cortes en madera de forma rápida.

Al igual que las otras sierras eléctricas, existe una amplia variedad de discos para este tipo de sierra y la hoja que se use dependerá del tipo de material que se quiera cortar, por tanto, el diámetro del disco es el que determinará la profundidad del corte y dependiendo de la separación de los dientes del disco, funcionará mejor para un tipo de material determinado, por ejemplo, los discos de 24 dientes son ideales para cortar madera, mientras que los de 40 son para metales blandos.

Para el caso la madera blanda de pino puede cortarse sin problemas prácticamente con cualquier tipo de disco, incluso con aquellos discos que tiene pocos dientes, pero para los tableros que son de melanina, es necesario hacer uso de un disco que posea un mayor número de dientes.

Sierras ingletadoras

Las sierras ingletadoras son herramientas que funcionan para hacer cortes transversales, es decir, no funciona para hacer cortes longitudinales, sino más bien en dirección perpendicular a las fibras de madera. Su nombre se debe a que sirven para cortar piezas a inglete, por ejemplo, marcos para cuadros o espejos o para cortar zócalos o piezas de rodapiés.

Al igual que la sierra circular eléctrica, la sierra Ingletadora posee un disco de sierra con dientes afilados, éste va sujeto a un soporte que bascula y en las ingletadoras de mejor calidad bascula y se desliza. Al bascular, el disco desciende y corta la pieza de madera. Para mantener la madera fija, es decir, que no se mueva mientras se está cortando, normalmente la ingletadora suele incluir en la base una pequeña mordaza ajustable.

Como mencionamos anteriormente, la limitación que tiene esta sierra es que no es capaz de hacer cortes longitudinales, para ello la mejor opción es la sierra de mesa o banco.

Una buena pregunta es "¿Qué sierras debo utilizar para cortar ciertos materiales?" 

Lo primero que debemos tener claro que lo fundamentarl para cortar un material es el disco u hoja que vayamos a utilizar. Por ejemplo si vas a cortar metales es importante que la hoja o disco cuente con un material refrigerante impidiendo que la hoja o disco se caliente a la hora de cortar.

Cada sierra dispone de algunas características que ayudan a cortar mejor ciertos materiales que otros.

Sierras de mesa

Esta sierra, también conocida como sierra de banco, es una herramienta que cuenta con una hoja de corte circular que se encuentra fija a una base, lo cual proporciona mayor comodidad pues no necesitas mover el material, sino que más bien es el material el que debe deslizarse por la sierra para poder cortarlo. Es ideal para trabajos de carpintería y bricolaje y, además, se pueden realizar diferentes tipos de corte con esta máquina.

Dependiendo del tamaño y la potencia con la que cuente tu sierra de mesa o de banco, será posible cortar vigas, tableros de madera y listones. Es importante saber que la potencia de estas sierras también depende de la potencia, pero la mayoría han resultado ser muy precisas al momento de cortar gracias a que cuentan con una guía de corte paralela al disco.

La diferencia entre una sierra circular manual a una de mesa es que ésta última es recomendada más que todo para realizar cortes rectos, pero eso no quiere decir que no puedas realizar otro tipo de corte. Puedes llevar a cabo juntas de dientes rectos o de colas de milano. Si ajustas el disco, inclinándolo podrás realizar cortes en ángulos menores a 90° para uniones ingletadas.

Sierras de Sable

La sierra de sable, también conocida como sierra recíproca, es similar a la sierra de calar, ya que cuenta con una hoja que se mueve hacia adelante y hacia atrás de forma rápida. Se asemeja a un serrucho eléctrico para madera ya que también es alargado y corta el material en base a las carreras longitudinales de su hoja de corte dentada, que, por lo general, es de mayor longitud que la de las sierras de calar.

Son usadas para llevar a cabo cortes al ras, de forma rápida y cómoda. Es una sierra que se caracteriza por su versatilidad ya que con ella es posible hacer algunas tareas que ninguna otra sierra es capaz de hacer, con ella es posible cortar debajo de paredes o juntas de maderas ya que las hojas o cuchillas pueden cortar hasta clavos.

Son sierras que pueden cortar no solo madera, sino que también pueden cortar plástico, metal, placas de yeso laminado e incluso cerámica. Para lograr esto es necesario fijar bien en su cabezal el tipo de hoja o cuchilla en función del material que se quiera cortar.

Sierras de banda o cinta

Las sierras de banda o de cinta, son sierras que poseen una hoja de corte larga de acero flexible y dientes afilados que forman una banda guiada a través de dos poleas, convirtiéndose en el elemento cortante de este tipo de sierra.

Las sierras de cinta o de banda vertical para madera, incluyen una base que es ajustable para el apoyo de la mesa. Además, es una herramienta que se caracteriza por su versatilidad ya que con ella es posible llevar a cabo diferentes tipos de cortes en madera.

Una desventaja en este tipo de sierra es que no son tan precisas como las circulares, los acabados no son tan buenos, pero se pueden usar para obtener una primera aproximación de piezas que posteriormente serán procesadas. Por ejemplo, son ideales para dividir un listón de madera a lo largo y, luego con otro tipo de sierra lograr el objetivo deseado.

Sierras de marquetería

También conocida como sierra de arco, de clara o segueta, es una herramienta que cumple con la función de cortar o serrar diversos tipos de material.

Esta sierra ha sido diseñada específicamente para hacer cortes curvos, pero dependiendo del tipo de hoja o cuchilla que se use, se podrán llevar a cabo cortes para biselado y de inmersión. Es ideal para cortes en madera y contrachapados, pero también para serrar finas láminas de metal, yeso y pladur, PVC, cartón y plástico.

Es importante tener en cuenta que este tipo de sierra se recomienda para piezas finas y pequeñas, no para trabajar piezas de gran tamaño y espesor ya que son máquinas delicadas y han sido fabricadas especialmente para hacer trabajos pequeños y delicados.

Consejos de seguridad para utilizar este tipo de herramientas

Es muy importante que antes de hacer uso de algunas de estas sierras, tomes en cuenta una serie de recomendaciones que a continuación vamos a indicar.

Usa gafas que sean adecuadas para este tipo de trabajo, que cubran tus ojos y parte de tu cara lo suficiente como para no lastimarte con las virutas o residuos de material que puedan golpear tus ojos.

También puedes usar mascarillas o tapabocas para evitar que aspires las virutas.

El uso de guantes también es importante para evitar maltratar tus manos y que te cortes.

Las orejeras también son un accesorio de seguridad que se indica para el uso de este tipo de herramientas, por el ruido fuerte que pueden causar algunas.

Si te equipas con todos estos accesorios estarás mucho más protegido. También es importante que prepares tu lugar de trabajo, despeja el área para que trabajes con mayor comodidad.

Si cortas placas removibles o tablas asegúrate de que la superficie en la que estés trabajando cuente con una buena altura y sea estable ya que los movimientos pueden llegar a desviar el corte e incluso puede causar accidentes, así que no te olvides de fijar bien las piezas en la superficie de trabajo, así estrás mucho más cómodo y trabajarás con mejor precisión.

Mejores Tipos De Sierras